fbpx

16 frases incómodas que NO debes decir a un LGBTQ+

via GIPHY

¿Cuántas banderas de arcoíris vemos por las calles sin siquiera saber su significado? El mes de junio no solo se trata de celebrar el orgullo Gay, sino de aprender de su historia, de acabar con la desigualdad, de celebrar el amor en todas sus formas y de vivir y dejar vivir.

Hay cosas tan simples que desconocemos, como la definición de las siglas LGBTQIA (lesbiana, gay, bisexual, transgénero, queer, intersexual, asexual), o por qué se celebra en junio y no en cualquier otro mes.

El 28 de junio de 1969 ocurrió una redada policial en el bar Stonewall en NYC para arrestar a los homosexuales que asistían a este bar. Este día comienza el activismo LGBTQ, porque los homosexuales se rebelaron contra la policía logrando que estos huyeran.

¿Lo sabías?

Conversamos con personas LGBTQ sobre su experiencia y concluimos que existen muchas frases y preguntas que se dicen sin consentimiento, causando incomodidad, malos ratos y hasta inseguridades. Aquí te dejamos frases y preguntas incómodas que

NO debes decir a personas LGBTQ:

16 frases que no debes decir a personas lgbtq

1. “Pero tú no pareces gay.” 

¿Y cómo se supone que debe verse una persona homosexual? Todos somos diferentes, algunos tenemos gustos similares, otros no, eso no nos hace “parecer” algo, eso nos hace humanos.

2. “Que desperdicio.”

La raza humana no va a mejorar si piensas que una persona, por ser ella misma, es un desperdicio.

3. “¿Yo te gusto?”

No porque seas de su mismo sexo tienes que gustarle. ¿A caso todas las personas del sexo opuesto están enamoradas de ti? No creo.

4. “Yo tengo muchos amigos gays”

Como si fueran de otra especie. Vamos, amigos, somos todos humanos, nuevamente, se trata de igualdad, no de comparación o ver quien tiene más. Esto no es una competencia.

5. ¿Y “tu amiguito”?

Cuando hablan de la pareja/novie/cita de la persona LGBTQ y se refieren a esta como “amiguito”. No es un amiguito, es alguien que le gusta y lo sabes. Los amiguitos no existen.

6. “¿Quién es el hombre? ¿Quién es la mujer?”

¿Por qué tendemos a pensar que debe ser de esta forma? Una persona puede ser más sumisa y la otra más dominante, o pueden ser ambas muy sentimentales e igualitarias… esto pasa en todas las relaciones. Ya dejamos  “la mujer sumisa y el hombre dominante” atrás.

7. “¿Naciste o te hiciste?”

La realidad es que hasta hace pocas décadas se consideraba la homosexualidad como una enfermedad. Muchas personas no entienden lo que sienten y poco a poco van descubriendo quienes son realmente. Esto no significa que haya nacido o se haya hecho, significa que sigue en la búsqueda de sí mismo.

8. “¿Ya saliste del closet?”

¿Por qué se tiene que ver como un evento? Imagina que te preguntan «¿Ya le dijiste a tus papás que no eres virgen?» ¿AH? Cada quien hace y dice las cosas a su manera y cuenta lo que desea contar. No metas la nariz donde no debes.

9. “¿Cómo haces para tener sexo?”

No tengo comentarios al respecto con esta pregunta.

10. “¿Eres gay?”

Si nadie te lo ha dicho, tú no preguntas, porque eso no te afecta en ningún aspecto. Y tampoco es necesario indagar.

11. “Es solo una fase, ya se te pasará.”

Esto suena a abuela que vive en otro siglo. Ok, abuela.

12. “¿Quieres tener un trío?”

Cuando me comentaron esta, me impactó muchísimo, sobre todo porque me fue contada por una pareja de mujeres y me hizo pensar… ¿por qué si están en pareja, felices y tranquilas quisieran tener un trío? El hecho de ser lesbianas no significa que tengan una relación abierta.

13. “¿Te gusta que te den? ¿O das tú?”

Nadie te hace preguntas íntimas sobre lo que haces o no en tu cama, así que creo que es obvio el porqué es mejor callarse.

14. “¿Ya probaste el otro sexo?”

La respuesta probablemente sea que SÍ porque vivimos en una sociedad donde se dicta que las relaciones solo funcionan entre Hombres y Mujeres. Muchas personas LGBTQ crecen sintiendo que hay algo mal en ellos y tratan de remediarlo intentando algo con el sexo opuesto.

Todavía hay muchas personas que no saben bien lo que sienten y puede que estén viviendo una vida que no aman. Y estas personas pueden estar en tu círculo social. Con más razón, hay que respetar.

¿Y tú, ya probaste el otro sexo? Capaz te gusta y no lo sabes.

15. “¿Y si te arrepientes?”

Esto se lo preguntan a personas trans y CRÉEME si tomó la decisión es porque ya lo pensó bastante.

16. “¿Te maquillabas de chiquito?”

Por favor, no. No preguntes esto.

Y aunque sobran las preguntas, estas han sido de las más impactantes, sobre todo en Latinoamérica, donde crecimos en una sociedad muy católica y cerrada. La modernización se ha tardado bastante en llegar por el poco avance tecnológico y social que tenemos y esto viene de la educación.

Eduquemos a nuestros amigos y amigas, a nuestros padres, a nuestros hijxs. 

Si tienes amigxs de la comunidad

Acércate a ellos y pregúntales qué deberías saber sobre la comunidad y cómo puedes informarte mejor. Sé un buen amigo, muéstrales tu apoyo y trata de entender sus sentimientos, sus cambios y lo difícil que es vivir en una sociedad tan cerrada.

Si eres parte de la comunidad, GRACIAS. Gracias por tu valentía, por mostrarte como realmente eres, por informarnos, por educarnos y por ser tú. Muchos no tenemos la valentía de ser nosotros mismos en cosas tan básicas como nuestra carrera profesional y tú decidiste mostrarte tal cual eres.

Gracias por ser inspiración, motivación y lucha.

Recuerda

NO hacer estas preguntas. Son más de 16, pero estas son las más comunes. Acércate a tus amigos, conversen sobre lo que realmente importa y ten empatía. Seamos parte del cambio, no del problema.


Aquí te dejo un video de Inés Palacios, que me ayudó a entender varias cosas:

Lee más aquí

Categorías: Millennial

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *