fbpx

— «!ERES UNA…! Y mucho más.»

— «¿YO? No vale, nada que ver.”

Es lo que normalmente respondo cuando escucho uno de estos halagos, si es que así se pueden llamar. ¡Eres una…! Y mucho más.

Últimamente me he sentido estancada. Me cuesta escribir, expresarme, o siquiera sentirme orgullosa de mi trabajo, de lo que hago.

¿Seré lo suficientemente buena? ¿La gente leerá lo que escribo? ¿Alguien se identificará conmigo? He llegado a pensar que no lo soy, que no soy suficiente.

Hasta que, este fin de semana, me di cuenta de que todo este tiempo he tenido enfrente de mí la respuesta a mis preguntas. 

Escuché a familiares decirme lo increíble que soy, lo lejos que he llegado y lo orgullosos que están de mí (jamás me lo habían dicho). 

Recibí mensajes de desconocidos diciendo cuánto valoran mi trabajo, cuánto les ha gustado lo que escribo y contándome sus historias, similares a las mías. 

Me hicieron recordar porqué hago lo que hago, porqué me esfuerzo tanto en dar lo mejor, en ser transparente, en tocar corazones con mi propio corazón. Recordé que siempre, repito SIEMPRE, debo decirme a mí misma qué soy, quién soy.

SOY UNA DURA.

¡Eres una…!

Todos los días me despierto antes de las 6:00 a.m. para escribir, para dar un paso más hacia mis metas, contar una historia distinta, una anécdota nueva. Y lo mejor, es que lo hago por mí, por nadie más.

SOY UNA CRACK.

¡Eres una…!

Hablo desde mi experiencia, desde lo que conozco y rompo con los estándares de la sociedad en la que crecí. Y, aunque me van a criticar, sigo haciendo lo que me gusta porque al final siempre son más los aplausos que las críticas y depende de mí cómo tomarlos.

SOY UNA GENIO.

Eres una... genio.
¡Eres una…!

Cada día sin falta investigo, leo, estudio y aprendo algo nuevo. Siempre busco mejorar, trato de llegar un poco más lejos, se ser más fuerte, de subir un escalón más. Crezco con mis errores y me fijo en qué hago mal, porque no depende del resto, sino de mí el poder cambiar.

SOY UNA HUEVA.

¡Eres una...! Y mucho más.
¡Eres una…!

A lo venezolano, porque así me habla mi voz interior, diciéndome que siga dándolo todo, porque no hay lunes que se sienta como lunes cuando amas tu trabajo y si haces lo que te apasiona, confía que jamás volverás a trabajar ni un día de tu vida. Y así es mi vida.


Así que, SÍ. ¡Yo soy esto y más! Aunque a veces me derrumbe, me sienta perdida, sin inspiración ni motivación, la verdad siempre está frente a nuestros ojos y depende de nosotras mismas verla o no.


Recuerda que ¡Tú eres una dura, una crack, una genio, una hueva» Y mucho más.

Recuérdaselo a tus amigas, hermanas, mamá, conocidas. A veces necesitamos escuchar esto de otras bocas para darnos cuenta de que sí somos capaces, de que somos más que suficientes.

¡ERES UNA…! Y MUCHO MÁS.

View this post on Instagram

"¿YO? No vale, nada que ver.” Es lo que normalmente respondo cuando escucho uno de estos halagos, si es que así se pueden llamar. Últimamente me he sentido estancada. Me cuesta escribir, expresarme, o siquiera sentirme orgullosa de mi trabajo, de lo que hago. ¿Seré lo suficientemente buena? ¿La gente leerá lo que escribo? ¿Alguien se identificará conmigo? He llegado a pensar que no lo soy, que no soy suficiente. Este fin de semana, me di cuenta de que todo este tiempo he tenido enfrente de mí la respuesta a mis preguntas. Escuché a familiares decirme lo orgullosos que están de mí. Recibí mensajes de desconocidos diciendo cuánto valoran mi trabajo y cuánto les ha gustado lo que escribo. Me hicieron recordar porqué hago lo que hago, porqué me esfuerzo tanto en dar lo mejor, en ser transparente, en tocar corazones con mi propio corazón. Recordé que siempre, repito SIEMPRE, debo decirme a mí misma qué soy. SOY UNA DURA. Por levantarme temprano todos los días para dar un paso más hacia mis metas. SOY UNA CRACK. Porque, aunque me van a criticar, sigo haciendo lo que me gusta pues al final siempre son más los aplausos que las críticas y depende de mí cómo tomarlos. SOY UNA GENIO. Cada día sin falta investigo, leo, estudio y aprendo algo nuevo. Siempre buscando mejorar, subir un escalón más y crecer conociendo mis errores. SOY UNA HUEVA. A lo venezolano, porque así me habla mi voz interior, diciéndome que siga dándolo todo, porque no hay lunes que se sienta como lunes cuando amas tu trabajo y si haces lo que te apasiona, confía que jamás volverás a trabajar ni un día de tu vida. ¡Yo soy esto y más! Aunque a veces me derrumbe, me sienta perdida, sin inspiración ni motivación. Recuerda que tú también eres todo esto y muchísimo más y recuérdaselo a tus amigas, hermanas, mamá, conocidas. A veces necesitamos escuchar esto de otras bocas para darnos cuenta de que sí somos capaces, de que somos más que suficientes. ¡ERES UNA DURA! #Eltedelabecerra

A post shared by Ana Elena Manzanilla (@nenimanzanilla) on

Continúa leyendo más sobre El té de la becerra aquí.

Categorías: Modo Frágil

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *