fbpx
Me sabe a...

¿Qué? ¿Pensaste que iba a decir una palabrota? ¿Que iba a decir algo feo? ¿O que estaba esparciendo negatividad? ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando escuchas un «Me sabe a…»?

¡ERROR!

No es lo que estás pensando.

Aunque soy fiel creyente de que esa frase en la que piensas tiene mucho sentido en el mundo actual, he aprendido que hay mil maneras de esparcir más amor y menos odio con un simple giro de 180º.

Y es que todo está en la mente. TODO.

Muchas veces hablamos de forma negativa sin siquiera notarlo.
Un ejemplo simple me lo enseñó mi mamá cuando mis amigas iban a mi casa y yo les decía “¿No quieres nada?” En vez de decir “¿Quieres algo?”.

Esa pequeña diferencia es mucho más grande de lo que crees. Es mas, es inmensa.

Y pasa tan seguido que no lo notamos.

Ese es el DON DE LAS PALABRAS.

Ese es el don de pensar de forma positiva, de ser más agradecido y menos criticón. De entender que cada persona es un mundo y que tendrá sus razones para hacer/decir/actuar de la forma en que lo hace.

Elimina de tu vocabulario esas palabras que representan un parado, un freno. Que son más oscuridad y nube negra que motivación y empatía.

No te tomes los comentarios de forma personal, o despectiva. Utiliza las palabras para empoderarte, para motivarte y apoyar a los demás, pero sobre todo para apoyarte a ti mismo.

Para llegar lejos debes lidiar primero contigo mismo, luego con el resto del mundo, así que limpia tus pensamientos, hazlos brillar y que reflejen lo real, que resuelvan los problemas, que se hagan sentir en tus sonrisas, en tus ganas de dar más, de ser más.

RECUERDA:

Todo en la vida tiene solución, excepto la muerte.

No te dejes engañar por el momento y busca siempre la verdadera razón de tus problemas, pero sobre todo busca que te sepan a gloria, a victoria, a felicidad, a crecimiento y aprendizaje.

O que te sepan a chocolate, pero NUNCA a mi#@-$a (imagina si literalmente te supiera así).

Repite conmigo:

ME SABE A AMOR, A ABUNDANCIA… ME SABE A PAZ.


Lee más artículos aquí.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *