fbpx

Ciudad de México es una de las ciudades más grandes del mundo en tamaño y población. Hay tanto que ver que un día no basta y tampoco una pequeña guía turística. Por eso, creé una lista de las 31 actividades que hacer en CDMX para no pasar de largo ningún detalle para todos los turistas y extranjeros de la ciudad

P.D.: también sirve para los mismos habitantes.

31 actividades que hacer en CDMX

1. Ver el amanecer en un globo de helio con vista a Teotihuacán

Sí, hay que hacerlo. Puede que no sea la experiencia más barata del universo, pero hay muchos cupones de descuento que te ayudarán a encontrar el precio adecuado. Además, es algo que hay que ver. La maravilla de una ciudad creada hace miles de años, su arquitectura, naturaleza, y mucho más te dejarán loco.

Teotihuacán, México. 32 actividades que hacer en CDMX
Globos de Helio en Teotihuacán

2. Agarrar energías positivas en la Pirámide del Sol en Teotihuacán

Visitar las pirámides es esencial, pero subir esta pirámide en específico, tocar la piedra central que, según cuentan, atrae las energías positivas y poder apreciar esta majestuosa ciudad a tu alrededor, no tiene precio.

Pirámide del sol, 31 actividades que hacer en cdmx
Pirámide del Sol

3. Probar los escamoles al epazote de La Gruta

Un restaurante bajo tierra al lado de las pirámides de Teotihuacán te hará vivir la experiencia completa, pues podrás degustar platillos como chapulines, chinicuiles, escamoles y más. Si eres aventurero y te gusta probar cosas nuevas, bienvenido.

que hacer en cdmx
Restaurante La Gruta

4. Lucha Libre en la Arena Ciudad de México

El ambiente te llevará al México que tanto ves en las películas, donde afuera del recinto muchos kioscos venden máscaras de sus luchadores favoritos. En el ring se retan, insultan y hacen saltos y actuaciones increíbles. Es un espectáculo que vale la pena ver y es súper barato.

Lucha Libre en Arena de CDMX

5. Cantar con los mariachis en la Plaza Garibaldi

Esta es la plaza más conocida de todo el país por ser la casa de los mariachis. Aquí encontrarás miles de ellos dispuestos a cantarte las canciones que tú pidas a cambio de un costo, por supuesto, pero un costo muy viable. Sin embargo, esta plaza puede no ser muy segura así que lee el siguiente punto.

Mariachis del Tenampa

6. Tomar tequila en el Salón Tenampa

Uno de los bares más conocidos de la ciudad. Este bar/restaurante es ideal para ir con un grupo de amigos a picar/comer tapas y beber tequila mientras cantan al son de los mariachis, es aún más perfecto si alguno está despechado. Su ambiente será lo más mexicano del mundo y encontrarás otras actividades que debes hacer en México como por ejemplo…

7. Sentir los “Toques, toques”

¡Vive esta tortura con gusto! Los toques son, literalmente como se llaman, toques eléctricos que sientes por diversión. Bien raro, ¿no? Normalmente, una persona pasa alrededor gritando “Toques, toques” mientras choca dos tubos metálicos conectados a una caja que te dará descargas eléctricas por unos $15-20 MXN. Agarra los tubos y crea un circuito con tus amigos mientras el toquero va subiendo la intensidad de la corriente eléctrica a ver hasta cuántos voltios aguantan.

Si vienes a México y no haces los toques…no viniste del todo.

8. Probar los cocteles del speakeasy “Hanky Panky”

De los lugares más impactantes de la ciudad, están los speakeasy. Esos lugares ocultos a los que solo llegas con reservación, ubicaciones misteriosas, atravesando cocinas, entrando a baños o hasta tortillerías. No te puedo decir dónde ni cómo entrar, porque le quitaría la magia, pero debes ir a probar los cocteles más divinos de la ciudad, con un poco de misterio, a este místico lugar.

9. Rumbear en Yu yú

De todos los antros que he visitado en esta ciudad, este es el que más ha llamado mi atención. Por fuera parece una casa antigua, típica de la ciudad, pero por dentro… cuenta con una sala de cine donde pasan películas en blanco y negro. Continúas caminando y la discoteca real está en el sótano. ¡Súper místico! Bajas y verás a un dj hasta el fondo, tocando techno. El aforo es sólo de 100 personas y todos pagan cover para entrar.

10. Comer los tacos de “Los creadores del pastor”

Aunque hay miles y millones de taquerías, puestos, lugares, etc. mis favoritos son y siempre serán los tacos al pastor de El Tizoncito. Su sabor no tiene sentido. Un taco al pastor con piña, cilantro y cebolla… ¡Uff! Y abren hasta altas horas de la noche, dependiendo de la zona. Te recomiendo probar estos, pues si eres extranjero, puede que los de la calle te caigan un poco pesados, sin embargo, debes comer tacos al pastor.

11. Empaparte de agua bendita en la Basílica de la Guadalupe

Más del 80% de la población mexicana es católica y esta es su patrona: la virgencita de la Guadalupe. Ir a la basílica es esencial, pues se encuentra en el mismísimo cerro donde se le apareció a Juan Diego. Detrás de la basílica hay una zona donde los sacerdotes bendicen personas, objetos, tus pensamientos… lo que tú quieras. Pero, esto lo hacen con una especie de coleto/trapeador que empapa. ¡Y es una experiencia! Además de bendito, saldrás fresco. Y visitarás a la madre del país.

12. Subir la Torre Latino

Aunque es probable que sólo veas contaminación (depende del día y la hora), la Torre Latino es emblemática de la ciudad. Su mirador 360 te dejará perplejo, pues te explica dónde está todo desde un punto muy alto y céntrico y se ve increíble. Bajando podrás hacer las siguientes actividades.

13. Tomarte una foto en el Palacio de Bellas Artes

Es que su arquitectura, sus colores, su todo… ¡Es impactante! Este palacio se usa normalmente como teatro o sala de exposiciones, exhibiciones y eventos prestigiosos. Ubicado en el corazón de la ciudad, es uno de los centros culturales más importantes del país.

14. Darse unos ramazos en el zócalo

Uno de los rituales típicos que verás en el centro de la ciudad, el famoso Zócalo, son los ramazos. Personas vestidas con trajes típicos y provenientes de comunidades indígenas, se encargan de quitarte todos los males de encima con cantos, oraciones e inciezos. Por eso, también se le conoce como “hacerse una limpia”, pues limpias todo lo malo que estás cargando, el mal de ojo y vibras negativas.

15. Montar bicicleta un domingo en Paseo de la Reforma

Los domingos, esta avenida es cerrada desde las 8:00 a.m. hasta las 2:00 p.m. para que las personas disfruten de su trayecto caminando, en patines, bicicleta o como gusten, pero sin carros. Es un domingo familiar, sin duda, donde verás muchas mascotas, familias completas, actividades como bailoterapia, ula ulas y demás. Puedes llevar tu propia bici, rentar una por un costo o pedir una prestada. Así es, hay kioscos donde sólo debes presentar tu identificación oficial (si eres mexicano debes presentar dos identificaciones) y, dejando tu identificación ahí, te prestan una bici por dos horas. Puedes llegar desde el castillo de Chapultepec hasta la Basílica de la Guadalupe.

16. Admirar el piso de cuadros del Castillo de Chapultepec

Y en medio del increíble parque, encontrarás una subida que te lleva hasta el majestuoso castillo. Los domingos la entrada es gratuita. Si vas entre semana y cuentas con tu carnet de estudiante (ISIC para los extranjeros) pagas menos. Es un castillo con mucha historia, belleza y jardines espectaculares, pero sobre todo, con una vista a toda Reforma que te hará tomar muchas fotos.

17. Museo de Antropología: calendario Maya y penacho de Moctezuma

Cruzando la calle, después de haber visitado el Castillo de Chapultepec, te encontrarás con el museo de Antropología. Es el museo más extenso de la ciudad, donde aprenderás tanto tanto, que capaz necesites más de un día para recorrerlo de verdad. Desde réplicas de las pirámides, hasta hallazgos de mamuts, el museo muestra cada detalle de la historia que se vuelve fascinante. Pero lo más increíble es ver el inmenso calendario Maya y el Penacho de Moctezuma. Entre colores, historia y encanto, tomarás más de una foto. 

18. Apreciar el baile de los voladores de Papantla

Al salir del museo, justo enfrente verás como muchos puestos de venta. Detrás de eso hay un jardín con un tubo inmenso y muy alto. Ahí se presentan estos bailarines originarios de Veracruz. Con sus trajes típicos, canto peculiar y movimientos únicos, un grupo de cuatro bailarines realizan un culto de fertilidad, donde suben hasta lo más alto del tubo y caen girando, simbolizando la lluvia. Es algo que hay que ver ¡sí o sí!

19. Encontrar un Picasso en el Museo Soumaya

Primero que nada, su arquitectura ¡WOW! Es mi museo favorito a nivel arquitectónico sin duda alguna. Y es que irrradia de día y de noche. Su entrada es GRATUITA. Podrás ver una réplica miniatura hecha por Bvulgari dentro del mismo. Además, se presentan las colecciones de la familia Slim, una de las familias con mayor poder económico del país. Entre miles de artistas famosos, se encuentran: Matisse, Monet, Dalí, Miró, van Gogh, El Greco… Picasso, entre otros. ¡Encuentra los Picasso! (Aunque todos son increíbles).

Museo Soumaya
Museo Soumaya

20. Sentir de cerca la historia de Frida Kahlo

Y claro que visitar su casa es esencial. Podrás ver su cuarto, su estudio, la cocina, su jardín. Sentirás su vida de cerca, entenderás mejor su forma de ser, de pensar, su vida diaria y su estilo. Una de las artistas más conocidas de México y del mundo.

21. Dar un paseo en las trajineras de Xochimilco

Un paseo típico, lleno de vida, colores y mal olores. No siempre, mentira. Pero vale la pena vivir de cerca estos barcos que se pasean entre el México antiguo y sus lagunas. Podrás escuchar mariachis, disfrutar de una tarde distinta con tus amigos y apreciar los hermosos colores de los barquitos (trajineras). Un paseo que debes hacer es el de la isla de las muñecas. Un poco espeluznante, pero con mucho suspenso y vibras de todo tipo.

Trajineras de Xochimilco
Trajineras de Xochimilco

22. Ver un partido de fútbol en el estadio Azteca

El fútbol es una pasión que México vive con furia, con fervor, con amor. Y qué mejor forma de vivir esta pasión que asistiendo a un partido en el mero mero de los estadios de la ciudad. Amarás las consginias que cantan y los insultos que gritan, ¡te lo prometo!

23. Pasear perros en adopción en el Parque México

En este parque, todos los fines de semana verás muchos perritos en adopción. Si no puedes adoptar, (si puedes, muchísimo mejor), puedes ayudar con dinero, alimentos, cositas y hasta paseándolos. Cualquier ayuda es bienvenida. Pero, ¡ten cuidado! Porque te vas a enamorar de sus cuatros patitas.

24. Ir a un concierto en el Auditorio Nacional

Esto es un poco difícil si no se planea con anticipación, pero vale la pena. De las mejores acústicas de Latinoamérica, este espacio crea un ambiente alucinante. No importa a qué concierto o evento asistas, TODO suena y se ve increíble en este auditorio. 

25. Comer esquites en el Superama de La Condesa

El maiz/elote/jojoto/choclo es representativo de la gastronomía mexicana y mi platillo favorito son los esquites, pero no cualquier esquites, sino los del Superama de La Condesa. Maiz elaborado con epazote, preparado con crema, limón, queso y un poco de picante (al gusto). Puede que suene extraño, pero no sabes lo delicioso que es. ¡Es un Must!

26. Tomarse un café en el Parque La Mexicana

Rodeado de los edificios más modernos de la ciudad, este parque se ubica en el poniente, en la zona de Santa Fe. Y debes ir porque cuenta con varios restaurantes demasiado buenos, además de áreas comunes, juegos para niños, pista para correr, caminar, puedes rentar bicis, pasear a tu mascota y tener un date. Un lugar moderno, bonito, que une la ciudad con la naturaleza.

Parque La Mexicana
Parque La Mexicana

27. Comer tacos de chicharrón de la Taquería Orinoco

Los mejores tacos de chicarrón, sin duda. Esta taquería abrió sedes en múltiples sitios de la ciudad. Es tu oportunidad de engordar con gusto. Confía en lo que digo.

Taquería Orinoco
Taquería Orinoco

28. Ver una película en uno de los tantos autocinemas desde la comodidad de tu carro.

Ciudad de México siempre ha sido una ciudad donde reina el entretenimiento y por eso, los autocinemas no se quedan fuera cuando de diversión se trata. El más conocido es el autocinema Coyote, sin embargo existen gran cantidad de empresas que han abierto sus propios autocinemas.

29. Visitar el Mercado de Coyoacán

¿Quieres ver el mero corazón de México? Este mercado tiene no solo la comida típica, sino los dulces, piñatas, artesanías, cestas creadas a mano, llaveros, catrinas… todo lo que te imaginas que sea colorido y artesanal. Es un mercado con mucha vida e historia. Además, puedes visitar la plaza caminando.

Mercado Coyoacan
Mercado Coyoacan

31. Ver una obra de Broadway en el teatro Telcel.

Y muchísimo más en esta ciudad latina que no duerme.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *