fbpx

—¿Aló? ¿Por favor con el señor Toro? La señora vaca está teniendo un becerrito.

Cuando mi mamá tenía 5 años llamaron a su casa.

Era una de esas llamadas que uno hacía de pequeño por bromear y daba la casualidad que mi abuela, la señora Toro, estaba dando a luz a su becerrito. La broma salió mal, pero el cuento permaneció en la familia.

Y así comienza este blog:


¿QUIÉN SOY?

Soy una venezolana experta en inmigrar. Nómada por excelencia, escritora por naturaleza, aprendiz por gusto, buscadora compulsiva de vuelos y dormilona por obligación (mis ojos lo piden).

Soy humana, mortal y un desastre la mayoría del tiempo, pero ¿sabes qué?

SOY COMO TÚ.

Después de haber vivido en más de 5 países, El té de la becerra nace para dar tips, recomendaciones y hasta confesiones que te servirán en este camino como inmigrante. Pero, sobre todo, para recordarte que

.


NO ESTÁS SOLO

Migrar no es fácil.

Nunca lo ha sido y menos cuando sabes que ya no perteneces al hogar que dejaste, ni eres del todo parte del nuevo sitio, pues eres el nuevo.

Sin embargo, puedes construir una vida maravillosa si le pones cabeza y corazón. Y este blog es para eso.

Mi papá es Manzanilla y mi mamá es apellido Toro.

Mi nombre es Ana Elena, pero todos me conocen como

NENI MANZANILLA


= Apellido Manzanilla

La idea viene de la hora del té británica.

Esta es la hora para sentarte a leer este blog, hacer introspección, encontrar tips, tener sentimientos encontrados y crecer como humano y como migrante, con tu tecito (o café) en mano.


Neni Manzanilla

BECERRA = Apellido Toro

Soy hija del toro, un ser fuerte, capaz, poderoso.

Soy la becerra porque todavía estoy creciendo, aprendiendo, recorriendo caminos desconocidos, lugares nuevos y conociéndome a mí misma.

No soy el término “becerro” que se usa en Venezuela.

Soy la definición real.

Y, gracias a este nombre, tú decidiste leerme.

Bienvenido a El té de la becerra.